Cobertura mediática La muerte más televisada de la historia

Antena 3 tiene uno de los peores datos de la temporada (15.7%) con su programación especial dedicada a la muerte del Papa, seguida de La Primera (17.1%)

Las cadenas siguieron este fin de semana el fallecimiento del Papa Juan Pablo II y el luto que se ha decretado en todo el mundo con desigual intensidad. Telecinco (29.3%) rozó el 30% porque decidió no modificar su programación habitual y echar el resto en el automovilismo.

La Primera de TVE se convirtió en una cadena totalmente informativa desde que se conoció la muerte, a partir de las diez de la noche del sábado. El domingo, desde las 10.30, ofreció en directo, desde la plaza de San Pedro, la primera misa en recuerdo de Karol Wojtyla, a la que asistieron más de cien mil fieles. Al término de la ceremonia, la cadena continuó con imágenes difundidas, a través de la RAI, de la Sala Clementina del Palacio Apostólico del Vaticano, donde se exponía a la Curia y a los dirigentes italianos el cadáver de Juan Pablo II.

Por la tarde, tras la primera edición del Telediario, ofreció el documental biográfico “Juan Pablo II, el Papa del nuevo milenio”, elaborado por los servicios informativos, que incluía un debate de casi cinco horas de duración presentado por Lorenzo Milá. Los especiales se completaron con la película “De un país lejano”, dirigida por Krzysztof Zanussi (amigo personal del Papa), en la que se relata su vida antes de acceder a sus responsabilidades como máximo dignatario de la Iglesia.

Antena 3 también retransmitió en directo la multitudinaria ceremonia, y a partir de las 13.00 continuó con sus espacios previstos. Las dos ediciones de “Antena 3 Noticias”, que presenta Lourdes Maldonado, y el magacín “Espejo público” se dedicaron casi íntegramente a glosar el largo pontificado. A las 21.45, en lugar de la serie de Globomedia “Un paso adelante”, ofreció “Juan Pablo II: la historia jamás contada”, un reportaje basado en intervenciones del Papa, con imágenes de toda su vida facilitadas por los archivos vaticanos.

Tele 5, que el sábado realizó una exhaustiva cobertura, mantuvo la parrilla anunciada para el domingo, con muy pocas variaciones. Mientras La Primera y Antena 3 retransmitían la misa, la cadena privada ofrecía las manualidades del espacio infantil “Kombai & Co”., la serie “Cazatesoros” y el programa de zapeo “Visto y no visto junior”. A las 13.00 conectó con el circuito de Bahrein, en el golfo Pérsico, para ofrecer en directo el Gran Premio de Fórmula 1, que ganó el piloto español Fernando Alonso. Por la mañana, la información vaticana se relató en cuatro mínimos avances.

La cadena de Fuencarral no emitió “Informativos Tele 5 14h30, debido a la transmisión de la prueba automovilística. La cadena consideró que su despliegue del sábado era suficiente para las necesidades informativas de sus espectadores.

Canal + ofreció “El guerrero de Dios”, producción que analizaba a fondo los grandes asuntos de la Iglesia y de la política internacional a lo largo de su pontificado.

Hoy está previsto que se siga con la cobertura informativa.

¿Qué harán hoy las cadenas de televisión españolas

TVE-1

La primera cadena pública ofrecerá esta semana, a las 18.30 horas, un informativo especial diario dedicado a comentar los detalles de las próxima honras fúnebres del Papa y a explicar todo el proceso de sucesión del pontífice. “Los desayunos de TVE” (9.00) y los telediarios (15.00, 21.00 y 1.30 horas), se emitirán en directo desde Roma. También está previsto que uno de los temas de debate del programa “59 segundos” (23.30), que presenta y modera Mamen Mendizabal, gire en torno a la figura de Juan Pablo II.

Antena 3 TV

La muerte del Papa seguirá tratándose en “Ruedo ibérico” (9.00) y “Noticias” (15.00, 21.00 y 2.00). Antena 3 ha anunciado la emisión hoy un especial sobre el Papa en 7 días, 7 noche (0.30). El programa que presenta Teresa Viejo ofrece dos reportajes con imágenes, algunas de ellas inéditas, de la vida del Papa y la trayectoria de su largo pontificado.

Tele 5

La cadena privada prácticamente no modificará su programación, tal como hizo ayer domingo. Tratará la muerte del Papa en “La mirada crítica”(9.10) y en sus informativos diarios (14.30, 20.30 y 2.20 horas).

La Capilla Ardiente

Durante más de tres horas y media, a partir del mediodía del domingo, el cuerpo de Juan Pablo II fue expuesto en la sala Clementina de la Santa Sede, donde fue honrado por la Curia romana y las principales autoridades italianas.

Esta decisión de la Curia Vaticana convirtió la muerte de Juan Pablo II en la más televisada de la historia. Con seguridad este récord también afectará al funeral, que se celebrará el próximo viernes o sábado y al futuro Cónclave que debe decidir quien será el nuevo Papa de Roma.

La capilla ardiente se abrirá hoy a las cinco de la tarde en la Basílica de San Pedro, según ha informado el portavoz vaticano, Joaquín Navarro Valls, para que puedan honrarlo los centenares miles de files que quieren dar su último adiós al Papa. Es la primera vez que la televisión muestra el homenaje privado de la Curia Romana y las autoridades italianas y diplomáticos a un Papa fallecido.

El funeral, según noticias de última hora, podría celebrarse el próximo viernes o, posiblemente, el sábado, siete días después del fallecimiento del Pontífice.

Tras el primer desfile de autoridades políticas y eclesiásticas ante el cadáver del Papa Wojtyla, la Sala Clementina del Vaticano ha cerrado sus puertas. Se abrirán el lunes para que los empleados de la Santa Sede puedan despedirse del Papa fallecido.

Desde un poco después del mediodia del domingo, la Sala Clementina ha acogido los primeros ritos de las exequias papales, retransmitidas por primera vez por televisión, donde han podido verse las primeras imágenes del Pontífice fallecido. Por la Sala han desfilado muchos cardenales, mientras que el resto de los electores han sido reclamados para que lleguen al Vaticano para participar en el Cónclave, que se reúne por primera vez el lunes a las 10.00 de la mañana.

El cuerpo del Papa, con la cabeza recostada bajo tres cojines, reposaba sobre un catafalco realzado revestido por almohadas y una tela de damasco beige. El Pontífice portaba los hábitos pontificales: sotana blanca y casulla roja. Sobre la casulla le fue colocado el "palio", estola de lana blanca con cruces negras (signo litúrgico de honor y jurisdicción), fijado con un gran alfiler dorado. Sobre la cabeza tenía la mitra y apoyado sobre el cuerpo, en la parte izquierda, le fue colocado su tradicional báculo terminado en una cruz.

Los preparativos del desenlace

Las cadenas de televisión españolas ya habían tomado Roma ante el grave empeoramiento de salud que había experimentado el Papa, Juan Pablo II.

Los balcones que rodean la Plaza de San Pedro están tomados ya por cadenas de todo el mundo, algunos reservados desde hace muchos años. Los americanos han tirado la casa por la ventana y han roto los precios de alquileres que rondan, en algunos casos, los 15.000 euros diarios. Antena 3 y TVE cuentan con terrazas propias, mientras que Telecinco se negó a pagar lo que le pedían e informa desde la calle.

La norteamericana CNN paga un alquiler por una buena ubicación desde hace nueve años. La NBC tiene montado su operativo desde el año 2000. TVE tiene una muy buena terraza, en el mismo edificio en el que también tiene su set Antena 3. También tienen una ubicación privilegiada CBS, ABC y Fox. Entre los medios europeos, la BBC y TVE son las cadenas que han aportado el equipo más numeroso con 100 profesionales, por delante de Channel 4, TF-1, ZDF y Euronews. Excluyendo evidentemente el amplio despliegue de la RAI.

El primer cónclave de la "Edad de la televisión

Desde 1978, cuando la televisión se encontraba en la “edad de piedra”, no se vivía un acontecimiento como el que se está preparando en Ciudad del Vaticano. En aquel año murió Pablo VI y fue elegido como nuevo Papa el Cardenal Albino Luciani, de 65 años, que tomó el nombre de Juan Pablo I. Aquel año se vivieron dos cónclaves porque el nuevo Pontífice falleció a los 33 días de su nombramiento. El 16 de octubre de 1978 se dio “fumata blanca” a un nuevo Papa, el polaco Karol Wojtyla, que tomó el nombre de Juan Pablo II.

Desde aquella ya remota fecha las cadenas de televisión, que en 27 años se han multiplicado, no han tenido ocasión de transmitir en directo la despedida de un Papa y la elección, en cónclave, de un nuevo Pontífice. En 1978 no existía ninguna cadena de información continua, ni tampoco centenares de satélites de comunicaciones, ni los medios ligeros de producción de informativos y facilidades que existen en la actualidad. Nadie se puede imaginar la dimensión que las televisiones darán al acontecimiento cuando se produzca.

La muerte del Pontífice no ha cogido desprevenido a nadie. David Willey, corresponsal de la BBC indicó ya hace tiempo al diario “La Reppublica”, de Roma, que: "Nuestros Servicios Informativos tienen previsto un operativo especial, con un equipo de 80 personas, desde hace cuatro años”.

Lo que pasará ahora

El propio Karol Wojtyla promulgó en 1996 una Constitución Apostólica que modificó el método de elección: el cónclave de cardenales ha de nombrar un nuevo Papa por una mayoría de dos tercios.

En el momento de su muerte dos prelados se convertirán en los grandes protagonistas de la sucesión: Eduardo Martínez Somalo (camarlengo) y Joseph Ratzinger (Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe). El español será el encargado de anunciar la muerte del Papa.

Quince días después de la muerte, arrancará un cónclave secreto en la Capilla Sixtina que designará oficialmente al nuevo Santo Padre. A esta reunión, presidida por Joseph Ratzinger, acudirán 117 cardenales, (58 son europeos, 14 norteamericanos, 21 latinoamericanos, 11 africanos, 11 asiáticos y 2 de Oceanía). La mayoría necesaria en esta votación ha de ser de dos tercios.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba