Gran Hermano Los niños no quieren ir al cole

Horror. La prueba de esta semana les arrancará de su tranquila, que no contemplativa, vida. Deberán estudiar pero algunos concursantes no quieren. ¿Dónde está el gran coeficiente intelectual?

Cada día se ganan a pulso titulares así. La prueba que les ha propuesto la organización esta semana los ha puesto en pie de guerra. Nada más y nada menos que deberán estudiar materias tales como Matemáticas, Historia, Inglés, Literatura o Historia del Arte entre otras para luego pasar un examen. Si lo aprueban, la prueba será válida.
Pues bien, los chicos del coeficiente intelectual alto protestaron. No todos, es cierto. Pero la reacción de algunos concursantes fue digna de patanes de patio escolar.

“La historia del arte me da asco”. Esta perla es de Kaiet. Por supuesto que no es agradable después de tanto tiempo volver a hincar los codos para aprender las características de la pintura flamenca. Que estén seguros que nadie les examinará de la Crítica de la razón pura. Pero lo que irrita de estos concursantillos del tres al cuarto es que el fondo de su queja es saber que por esta semana se les ha acabado el chollo. Se acabó levantarse cuando les dé la real gana y se acabó criar raíces en los sillones.

Por supuesto que hubo espíritus más osados, como Fran, Ángel y Sabrina que querían jugarse el 50 por ciento del presupuesto en esta prueba. Pero finalmente se impuso la ley del mínimo esfuerzo representada por Kaiet, Karola, Emilio y Eva. Alonso y Mari se mantuvieron en un discreto segundo plano y ayudaron levemente al grupo del 50 por ciento. Incluso hubo detalles de Emilio o Kaiet que no querían hacer la prueba y dar la directamente por perdida. Alucinante. Que no extrañe que algunos en Internet ya llamen a esta casa “El balneario” y hasta en la página oficial del programa, muy levemente, se les llama “aburridos”.

Vaya, la mesa es transparente

Además de este incidente intelectual que los arrebatará de su apasionada vida de parchís y vegetación, Emilio y Eva rompieron su pacto de no-agresión. La razón esta vez fue que su esposa se metió a la cama un poco más tarde de la hora a la que había indicado. Y rememorando a Paco Martínez Soria, “se armó el belén”. Y tras la tempestad llegó la calma a media tarde. Aunque Emilio estuvo todo el día alterado cuando oyó que desde fuera una serie de improperios arrojados desde un megáfono. El de Madrid se puso como una hidra no de siete sino de cuarenta cabezas y comenzó a golpear el mobiliario tan cuco de la casa.

Ayer fue una jornada en la que se aprovechó para hacer zafarrancho a gran escala de limpieza, que no se produjo antes de las tres y media de la tarde, hora a la que se levantaron.Y ¡sorpresa! Resulta que los cristales de una de las mesas son opacos pero no por gracias del fabricante, sino por la cantidad de suciedad que han acumulado en estos días.

Uno de los personajes más olvidados, la perrita Tierra, copa hoy el comentario, ya que la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Madrid ha solicitado que el can abandone la casa y sea adoptado por una familia adecuada. Que estén tranquilos. Ángel, uno de los que más protesta por la presencia de Tierra, ha firmado las paces con ella.

¿Quién se va hoy?

Fran, Karola, Alonso, Kaiet o Sabrina. Uno de los cinco abandonará esta noche y en directo en Telecinco la casa del Gran Hermano. Las únicas encuestas que muestran el resultado son las de Internet, en las que Karola gana por bastante margen al resto.

Más vídeos y noticias en el especial elaborado por Latino Televisión.



Noticias relacionadas

-Sobre lo humano, lo divino y el LSD

-Cinco nominados mejor que tres

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba