Informe Los nombres más poderosos de la industria de la televisión norteamericana (II)

La revista Electronic Media enumera a las 50 personalidades cuyas decisiones determinan lo que los espectadores norteamericanos ven, y que muchas veces establecen la manera en la que se emiten determinados programas de TV y su influencia en el futuro

La primera mujer

Antes de llegar a la primera fémina de la lista, en el quinto se sitúan las dos cabezas importantes de la Turner Broadcasting System: Jamie Kellner y Garth Ancier. El informe los ha rebajado a este puesto, pese a haber cambiado bastante el rostro de la CNN con los fichajes de Paula Zahn o Aaron Brown y aguantar la embestida de la Fox en el terreno informativo. Pero sin embargo esta pareja de viejos amigos que se conocen desde los tiempos en los que trabajaron en la cadena Fox no han logrado evitar que uno de sus buques insignia de su canal por cable The WB, Buffy la cazavampiros, se haya trasladado a la cadena UPN, circunstancia que les ha hecho un segmento de audiencia entre los 18 hasta los 34 años muy importante.

Oprah Winfrey es la primera mujer que aparece en esta lista de las personas más poderosas de la TV en Estados Unidos. Además de continuar con el exitoso The Oprah Winfrey Show, la famosa presentadora posee su propia productora (Harpo Inc.), dirige su propia página web de forma bastante rentable y acaba de firmar un acuerdo con la cadena ABC para crear su propia línea de telefilmes bajo la marca Oprah Winfrey presents. Por analogía gremial, hay que descender hasta el puesto 19 para encontrarse con otra personalidad de la pequeña pantalla estadounidense: David Letterman.

Pese a perder contra Jay Leno (quien por cierto, no es nombrado en este informe) la batalla por el late night, los rumores sobre su supuesta marcha de CBS a ABC para continuar su show, iniciaron una pelea encarnizada entre las dos cadenas que dejaron bien clara la importancia de Letterman y que éste podría hacer su programa donde quisiera. Al fin y al cabo sólo era cuestión de dinero, exactamente un contrato anual de casi 33 millones de euros.

También hay otros rostros televisivos aparecen en esta lista. Concretamente los seis actores que componen el reparto de Friends, una de las claves importantes por las que la NBC es la cadena más vista en Estados Unidos. Pese a ser esta su octava temporada, continúa siendo líder de audiencia en su género. La cadena NBC ya se ha asegurado una novena temporada, a millón de euros por protagonista y episodio, pero que también será la última.

Políticos

Habría que descender hasta el número diez de la lista para encontrar a la primera persona cuya actividad profesional no tiene mucho que ver con el mundo de la TV pero que sin embargo, el impacto de su trabajo sí que lo tiene. Se trata de Michel Powell, presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FTC). Sus intentos por azuzar tanto a consumidores, operadoras, cadenas y fabricantes a que den cuanto antes el salto de la televisión analógica a la digital han chocado con la tranquilidad de este sector. Por eso el hijo del secretario de estado Collin Powell ya ha anunciado a todo el mundo que interviene en la industria televisiva que no va a tener ningún problema en imponer una regulación para esta transición si fuera necesario.

El presidente de la Camara de Comercio Ernest Hollings también figura en la lista (puesto 21). Su mayor logro fue que el Departamento de Justicia y la FTC, llegaron a un acuerdo en que se repartieron las responsabilidades y áreas de actuación en lo referente a fusiones y adquisiciones de empresas audiovisuales. Con ello ha logrado que su voz sea una de la más escuchadas sobre cuestiones mediáticas. El último político de la lista (puesto 39) es el republicano Billy Tauzin, presidente de la Comisión de Energía y Comercio, y cuyo campechano carácter, que le ha granjeado incluso alianzas en el bando demócrata. Tauzin impidió que su compañero de partido Mike Oxley accediera a la presidencia de la Cámara de Comercio y sacó a la luz cómo dentro de su propio partido había un panel de expertos empeñados en controlar diversos sectores claves de la economía, entre ellos el televisivo.

Continúa en próximas entregas

Entrega anterior: Los nombres más poderosos de la industria de la televisión norteamericana (I)

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba