La televisión de pago gana 275.000 abonados con el ADSL

A costa de la distribución por cable y satélite, según un estudio

La televisión de pago en España ganó 275.000 clientes en España en el último año, principalmente gracias a las compañías que prestan este servicio a través de ADSL -Internet de alta capacidad-, y a costa de los operadores que ofrecen este servicio por satélite o cable, que, pese a todo, siguen siendo las mayoritarias. Las familias españolas con televisión de pago suman 3.5 millones, el 22.3 por ciento de los hogares.

Esta cuota de mercado es un 1,. por ciento superior al trimestre precedente y 1.1 puntos mejor que el mismo periodo del año anterior, cuando había 3.2 millones de clientes, según consta en el último informe de Red.es sobre equipamiento en los hogares. En este periodo, según los autores del informe, la televisión sobre IP (Internet Protocol) ha mostrado una expansión "muy notable", hasta el punto que se ha llegado a duplicar los abonados: de 306.000 a primeros de 2006 a 635.000 a comienzos de este año.

Por contra, el sistema de satélite ha sufrido una merma de 6 puntos porcentuales de cuota de mercado, entendido en gasto de los consumidores y no en audiencia, mientras el cable ha sufrido una rebaja de tres décimas en un año. A pesar de ello, los abonados a televisión por ADSL siguen siendo la tercera opción con un 10 por ciento del mercado. El sistema que lidera la facturación es el satélite, con un 60.2 por ciento de la facturación, mientras que el 2.8 por ciento restante corresponde a abonados al cable.

En cuanto al gasto por abonado en euros, durante el primer trimestre del año ascendió a 3.,2 euros al mes, ligeramente por debajo de los 34.5 euros por cliente en el año anterior, lo que supone un mercado de 315 millones de euros, un 22 por ciento más.

Por último, el motivo principal que aducen los encuestados para no abonarse a esta distribución de contenidos es que "tiene suficiente" con la televisión gratuita, respuesta que, sin embargo, cada vez pesa menos, y es contestada por casi cinco puntos menos. Detrás de este motivo, sigue el alto precio (24.9 por ciento), que también ha bajado como argumento en contra, y que los usuarios "no la necesitan" (un 24.7 por ciento). También pierden peso como argumentos que el bajo consumo televisivo o su escaso interés.

Los usuarios de este servicio lo sitúan como el segundo del que más satisfechos se encuentran, con un 51.9 por ciento de respuestas que admiten recibir "mucho o suficiente", si bien hace un año lo afirmaban un 52.8 por ciento.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba