Con el futuro del público en el aire

'Late Motiv' montó un bodorrio de empresa para cerrar temporada: "No puedo estar más orgulloso de mi equipo"

El bodorrio final de la quinta temporada de 'Late motiv'
El bodorrio final de la quinta temporada de 'Late motiv'

Andreu Buenafuente hizo balance de lo que ha supuesto esta quinta temporada del espacio en Movistar+, en el que han levantado cuatro programas en uno. Además, montó un enlace entre Raúl Cimas y Laura Márquez, como "excelente metáfora de lo que se ha convertido este país"

MÁS | 'Late Motiv' premia a Almeida como "político del año" por sus 'hits' cómicos: "Temporada inmejorable"

Late Motiv ha despedido su quinta temporada en Movistar+ haciendo un repaso de los "cuatro programas distintos" por los que ha pasado y un resumen de todo lo ocurrido. 

"Joder qué temporada" concluía Andreu Buenafuente que, a su vez, no quiso perder la oportunidad de agradecer a su equipo el esfuerzo que ha hecho por no fallar ni un día a su cita con los espectadores. 

Todo ello en una noche en la que han celebrado una "boda de empresa" entre Raúl Cimas y Laura Márquez, "sin amor y todo por la televisión". 

Buenafuente: "Enseñé el culo en los Goya y empezó la pandemia en Chicna

Mientras se arreglaba para la última boda de la temporada, Buenafuente reflexionó sobre esta quinta entrega del programa en la plataforma: "Vaya temporadita, cuidado que empecé disfrazándome de Joker y casi he terminado igual". 

Tras sus palabras, el programa hacía un resumen de lo ocurrido antes de la cuarentena: "El primero en desconfinarse fue Franco (...) dejé el programa unos días en manos de otros, llegó la Navidad, (...) la investidura de Sánchez, aquí vivíamos la comedia ajenos al riesgo de contagio y fue enseñar el culo en los Goya y empezar la pandemia en China", señaló entre risas. 

Con la pandemia, "el programa tuvo que cambiar al ritmo de los acontecimientos. Fuimos al búnker y dos días después a mi casa, allí hicimos 40 programas. Con la desescalada nos llevamos la casa al plató y lo convertimos en Late motiv park. ¡Cuatro programas distintos en una temporada! Y en medio de todo aquello, salió la boda. ¡Joder qué temporada!". 

Para concluir, se le ponía un "nudo" en la garganta: "Me quedo con una frase que dije aquel lejano primer programa: 'pese a todo, vamos a intentar transformar la tragedia en comedia'. Y creo que eso hemos hecho, hoy no puedo estar más orgulloso de mi equipo ni más agradecido con la gente que nos ha seguido desde sus casa". 

El bodorrio "sin amor" de Raúl Cimas y Laura Márquez

Para estar a la altura de una temporada tan singular, Andreu Buenafuente se encargó de celebrar un bodorrio de empresa y "sin amor" entre dos compañeros del programa: Raúl Cimas y la guionista, Laura Márquez. 

Bob Pop se encargó de oficiar la ceremonia, ante Javier Coronas, Facu Díaz que se encargó de llevar los anillos, con con Eva Soriano como madrina que leyó un discurso a la novia y Berto Romero hizo lo propio con el novio. Aunque Berto no quiso olvidarse de agradecer al presentador su gran trabajo: "Quiero también agradecer a Andreu, el gran responsable de esta celebración, que ha logrado convertir esta boda en una excelente metáfora de lo que se ha convertido este país: un lugar en el que un montón de gente con problemas mentales y vestidos como mamarrachos buscan la excusa más absurda para celebran que se van irremediablemente a la mierda". 

Finalmente, Bob Pop dijo las palabras mágicas: "Por el poder que me otorga Movistar, os declaro marido y mujer empresarial. Que lo que ha unido Late Motiv no lo separe un rebrote", y ambos compañeros se dieron con el codo. 

Buenafuente les despidió y en ese momento le sonó el teléfono: era el responsable del público del programa que le preguntaba si en septiembre podría volver. El presentador dejó la videollamada encima de una basura, ¿como metáfora de la desconexión y la incertidumbre ante el futuro?

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba