Crónica de la quinta entrega

Doble expulsión en 'Masterchef Celebrity 5': adiós a Lucía Dominguín y Perico Delgado de un "tartazo"

Lucía y Perico se despiden de 'Masterchef Celebrity 5'
Lucía y Perico se despiden de 'Masterchef Celebrity 5'

El talent despidió a los dos aspirantes de golpe tras haber cocinado "dos postres malos de verdad", según los jueces. Gonzalo Miró, en cambio, ganó el pin de la inmunidad y Juanjo Ballesta también se llevó elogios por su prueba de exteriores

· EN LA GALA | Juanjo Ballesta confesó su bajón profesional: "Ahora ya ni me llaman"

La quinta entrega de Masterchef Celebrity 5 subió al olimpo a Gonzalo Miró que se llevó el pin de la inmunidad, a Juanjo Ballesta al que felicitaron por su capitanía y llevó a los infiernos a Lucía Dominguín y Perico Delgado que se convirtieron en los expulsados de la noche. 

Y es que, mientras él se rindió de primeras al ver la última tarta que debía cocinar, Lucía se derrumbó en varias ocasiones durante el último cocinado, por lo que le faltó tiempo para remontar su última elaboración. 

Todo ello en una de las entregas con más cocinados ya que en la primera prueba hubo hasta dos retos y en la de exteriores elaboraron menús para 80 comensales y algunos de ellos con necesidades especiales. 

Gonzalo Miró se lleva el pin de la inmunidad 

Los celebrities se enfrentaron a una prueba en la que el azar tuvo una importante dosis de protagonismo. Tuvieron que mezclar técnicas de cocinado, con diferentes proteínas y acompañamientos, para terminar emplatando de la mejor manera posible. Pero dichos elementos no los decidieron ellos. Las ruletas de MasterChef determinaron qué platos elaboraría cada uno:

Las ruletas de El Monaguillo revolucionan las cocinas

A Juanjo le tocó freír carabineros con ensalada, a Gonzalo gelificar espirulina en una pecera, a Josie osmotizar tempeh con huevos también en otra pecera, Raquel Meroño tuvo que freír espirulina con crema en una fuente y Perico hizo al vapor pollo con quinoa en una maceta. Mientras que a Flo le tocó cocinar a baja temperatura insectos con verduras en un abanico, a Celia Villalobos freír espirulina con huevos en otro abanico, a Lucía osmotizar espirulina con crema en un espejo, mientras que Ainhoa Arteta hizo un papillote de carabinero con arroz en fuente, Laura tenía que osmotizar tempeh con crema en una huevera y Nicolás Coronado lo hizo a baja temperatura con huevo en plato hondo. 

Tras el cocinado, llegó el momento de la cata en la que los jueces valoraron positivamente a Celia por su espirulina frita por estar "rica", a Gonzalo por su ensalada gelificada "estéticamente bonita y acertada", a la Terremoto por su seitán ahumado "comestible" y a Ainhoa por su carabinero que dejó sin palabras a los jueces. 

Los comentarios negativos se los llevó Perico por su pollo al vapor "sin pollo", Meroño por su crema espirulinada "regulín", Flo por sus bichos a baja temperatura que no estuvo lograda, Josie por presentar unos huevos osmotizados "deficientes", Laura por una crema "sin sentido e insulsa", Lucía por una calabaza osmotizada que en realidad estaba "marinada", Juanjo por unos carabineros fritos que tampoco convencieron y Nico por su huevo a baja temperatura que fue el "peor" de la noche. 

Después de las críticas, los jueces señalaron que los peores fueron Laura y Juanjo y que, por el contrario, los mejores fueron Gonzalo y Ainhoa. La pareja elogiada tuvo que retarse para lograr el pin de a inmunidad y cocinar en 45 minutos con 10 ingredientes: merluza, cebolla, harina de trigo, coliflor, perejil, mantequilla, miel, huevos y nueces.  

Dicho y hecho, y tras presentar el resultado fue el hijo de Pilar Miró el que se llevó la mejor puntuación y con ello, el pin de la inmunidad. 

Prueba de exteriores con el mejor Juanjo de la edición

El segundo reto de la noche llevó a los aspirantes a trabajar, una vez más por equipos, en la ciudad más al sur del todo el continente europeo, Tarifa, donde tuvieron que elaborar dos menús playeros para el chiringuito Carbones 13, propiedad del empresario Santi Carbones y de Raquel Meroño. Los celebrities cocinaron para 80 comensales.

Laura y Juanjo, que habían sido los peores de la prueba anterior, tuvieron que capitanear ambos equipos que ellos mismos escogieron. El actor pidió estar acompañado de Flo, Gonzalo, Celia, Nico, Ainhoa, mientras que la modelo se decantó por Lucía, Meroño, Terremoto, Perico y Josie.

Entre los platos a preparar estuvieron una corvina frita con salsa de yogur o un arroz seco de pollo y verduras. Un menú espectacular en un lugar paradisiaco que logró algo inédito en la edición: que "Juanjo se aguantó la caca", exclamó Jordi Cruz orgulloso de que el aspirante no se marchara como había hecho en cocinados anteriores. Aunque sí corrió a hacer "pipi" y se ausentó durante 3 minutos. 

Acabado el cocinado y con los comensales ya contentos, los jueces felicitaron a las celebrities: "Hoy os habéis lucido. Nos ha encantado cómo habéis trabajado, todos disfrutando y pasándolo muy bien". El equipo rojo se llevó elogios por la capitanía de Juanjo "entregado a tope" y con las paellas en su punto. Mientras que el equipo azul también lo dio todo pero tuvo "una capitana dudosa que fue creciéndose, aunque le faltó confiar más en ella". 

Por todo ello, los jueces decidieron que el equipo ganador fue el rojo formado por Juanjo, Flo, Gonzalo, Celia, Nico y Ainhoa. 

Prueba de eliminación con dos expulsiones inesperadas

Laura, Josie, Terremoto, Perico, Meroño y Lucía se pusieron los delantales negros para luchar por su permanencia una semana más en el talent con una prueba de repostería, donde en 120 minutos replicaron la tarta de diez capas de David Pallás, maestro chocolatero y Campeón Absoluto del World Chocolate Masters.

Al arrancar la prueba, los 6 aspirantes se pusieron manos a la obra, con un ritmo frenético y una presión que hizo crecer a muchos de ellos pero derrumbó a Lucía Bosé que a mitad de cocinado no pudo controlar las lágrimas: "No sé qué me pasa, me bloqueo", decía en brazos de Laura. Pepe acudió al rescate y le subió el ánimo pero por momentos volvía a derrumbarse. 

Cocinado completado, Laura fue la primera en presentar su tarta de la que dijeron que era "terrorífica", le siguió Josie que había logrado hasta 10 capas "ricas y disfrutables con mucho mérito", Lucía entregó su resultado con "mucho miedo, el ingrediente que no podía haber", dijo Cruz que añadió que "era muy poco trabajo porque lo has intentado tarde", Meroño hizo hasta 8 capas "muy cremosas con defectos pero rica", la Terremoto llegó contenta por haber remontado el cocinado y Perico asombró a los jueces con algo muy alejado a lo que habían pedido porque se había "rendido" antes de empezar. 

Tras la cata, los jueces sentenciaron: "El aspirante que no continúa en las cocinas de Masterchef es Perico y Lucía y el resto os salváis de milagro". Al despedirse de ellos, Pepe aseguraba que habían cocinado "dos postres malos de verdad". Mientras que ella admitía haber estado derrotada por su "problema del bloqueo, me lo tengo que mirar, de verdad". Perico, por su parte, explicó que se llevaba "amigos para toda la vida". 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba