Crónica de la gala 9

'Masterchef 8' expulsó a Teresa en una noche cargada de shippeos: "Oficialmente tenemos una pareja"

Teresa junto a Ana y Luna, en la cuerda floja de 'Masterchef 8'
Teresa junto a Ana y Luna, en la cuerda floja de 'Masterchef 8'

Jordi, Pepe y Samantha despidieron a la economista, en una entrega en la que Andy fue el protagonista absoluto. El abogado se llevó halagos y "zancadillas" a partes iguales así como su odio y amor por Iván cada vez es más latente. También la relación entre Luna y Alberto parece hacerse cada vez más real

MÁS | Samantha Vallejo-Nágera y Pepe Rodríguez, en la protesta de los chefs contra el gobierno frente al Congreso

La novena gala de Masterchef 8 dejó varios momentos para el recuerdo: desde los tuppers caseros de Juana, a la "jugarreta" del programa a Andy, su complicidad cada vez más creciente con Iván y la "pareja oficial" de Luna y Alberto. 

Pero sobre todo, si hubo un protagonista ese fue Andy, que brilló tanto en la primera como en la última prueba en las que logró valoraciones tan positivas que los jueces se disculparon con él por no haber confiado más. Sin embargo, el abogado vivió una prueba de exteriores "desastrosa" al ser el único capitán de dos equipos que le hicieron "la zancadilla". 

Como cada semana, los jueces pusieron nombre al nuevo expulsado: Teresa

Ana, Juana y Andy, los únicos brillantes con los tuppers

En la primera prueba, cada aspirante recibió un mensaje de uno de sus compañeros, generalmente criticando algún aspecto suyo:

Andy dijo que Iván sería capaz de hacer cualquier cosa por ganar. Iván, a cambio, le llamó "pretencioso" y creído. Teresa le puso las pilas a Michael diciendo que le gustan las cámaras. Mientras que Alberto criticó que la economista que no va de cara. Juana señaló lo "fantasma" de Jose Mari. Luna aseguró que Ana tenía un caos en su cabeza y demasiada inseguridad. El americano dijo que Luna era muy "descontrolada e histérica"... y así continuaron volando los cuchillos en cocinas. 

Tras escuchar y aceptar las críticas entre ellos, cada aspirante hizo la compra al compañero que le había mandado el mensaje: 15 ingredientes que deberían usar obligatoriamente. Con ellos tuvieron que cocinar siguiendo la técnica batch cooking, consistente en cocinar en una mañana la comida para los cinco días de la semana y congelarla por lotes.

Por lo que Iván, Andy, Michael, Luna, Juana, Alberto, Ana, Jose Mari y Teresa hicieron la comida que se llevarían al trabajo para toda la semana, con platos apetecibles y que se mantengan en buen estado hasta el último día.

Los jueces criticaron lo "soso" de los platos de Alberto por la falta de sal, Luna no convenció al repetir elaboraciones "aburridas" que ya había hecho anteriormente, Michael fue el que se llevó de las peores valoraciones por un cocinado "muy flojo que no vale para nada", tampoco Teresa convenció por no rematarlo con buena materia prima e Iván hizo hasta desesperar a Jordi. 

Mientras que alabaron los platos de Ana que "cumplían los requisitos de una comida de tupper", Andy también convenció por haber "aprovechado el producto y el tiempo" y a Juana le aplaudieron su "punto casero". Aunque fue la primera de ellas la que logró tener una de sus recetas en el restaurante de Masterchef. 

El regalo envenenado para Andy en la prueba de exteriores

El equipo del programa viajó hasta Gran Canaria donde los aspirantes conocieron las únicas plantaciones de café que existen en toda Europa y las ubicadas más al norte del mundo: en el Valle de Agaete.

Andy se convirtió en el capitán de los dos equipos (el rojo compuesto por Ana, Juana, Iván, Alberto y el azul con Luna, Teresa, Jose Mari y Michael) que tuvieron 130 minutos para cocinar cuatro platos basados en la gastronomía canaria que sirvieron a 60 productores de café: entrante, cherne, conejo en salmorejo y ravioli de guayaba, era el menú. 

Pero la capitanía de Andy fue puesta en duda desde el principio tanto por sus compañeros como por los jueces: Iván y Ana empezaron criticando la voz temblorosa del abogado al dar órdenes, el equipo rojo aseguró que tenía la intención de que ganara el azul por lo que les había ocultado información, "no es buena persona" llegaron a decir, mientras los azules no dejaban de pedir atención del capitán.

Mientras, Pepe y Jordi metían presión constante al abogado señalándole el desastre en las dos cocinas y hasta destituyéndole, finalmente, de su labor. "Ponte en cualquier equipo, total para lo que estás haciendo", le dijo uno de los jueces.

Tras sacar las elaboraciones y en el momento de la valoración, Jordi fue contundente con Andy: "Los hechos hablan por sí solos, como capitán has sido un desastre". Algo que el aspirante aceptó pero señaló que no tenía toda la responsabilidad sobre ello: "De verdad que pensaba que podía asumir este reto, pero mis compañeros también me estaban zancadilleando un poco. Iba a un equipo y ya me estaban llamando de otro lado, no estaban por la labor de ayudarme. Parecía que necesitaran un capitán cada uno". 

Cruz también quiso que le dieran explicaciones sobre las "graves acusaciones" que hicieron sus compañeros sobre él en cuanto a que ocultaba información a un equipo para que ganara el otro: "Eso es totalmente falso, pero es que al equipo rojo les he dado las indicaciones y han sabido salir adelante, los azules no, me llamaban siempre". 

Al finalizar la valoración, el abogado concluyó: "Ha sido un desastre, un cocinado que quiero olvidar". Por ello, los jueces le mandaron directo a eliminación junto a los integrantes del equipo azul, excepto Michael. 

Más allá del mal rato que pasó Andy, los jueces descubrieron que Luna y Alberto estaban avanzando en su "relación" y en la convivencia habían compartido unos acercamientos cariñosos en el sofá. "Oficialmente tenemos una pareja", gritó Pepe al enterarse, mientras Luna le intentaba tapar la boca. 

Prueba de eliminación con halagos a Andy y adiós a Teresa

En la prueba de eliminación, los delantales negros trabajaron en parejas - Andy e Iván, Luna y Ana, Jose Mari y Teresa- con 10 ingredientes para hacer un plato de vanguardia con espesantes y texturizantes, en 75 minutos.

Las valoraciones negativas se las llevaron Teresa por presentar un "collage pretencioso con sabor a nada con tres técnicas fallidas", Ana por "la simpleza absoluta" y Luna que, aunque hizo un cocinado con "más ambición" no tenía sentido. 

Los que sí convencieron fueron Jose Mari por un plato "rico, bien ejecutado y elegante", Iván presentó un plato "mono y rico" pero justo y la elaboración de Andy gustó tanto que los jueces le pidieron disculpas por no confiar en él.  

Por lo que Jordi, Pepe y Samantha se marcharon a deliberar sobre el futuro de Ana, Luna y Teresa y al regresar sentenciaron: "El aspirante que no continúa en las cocinas de Masterchef es Teresa".

"Me voy muy contenta, con una sonrisa enorme de todos los aprendizajes que he hecho. Me hubiera gustado estar en la final pero he llegado bastante lejos", dijo la expulsada. "Ni dudéis que voy a continuar con el sueño de ser pastelera", subrayó. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba