El presentador explica cómo vivió su experiencia

Pedro García Aguado destapa por qué dejó 'Hermano Mayor': "No se acordarán de la hija de p... de la directora, ni de Cuatro, sino de mí"

Pedro García Aguado, en una imagen de archivo
Pedro García Aguado, en una imagen de archivo Antena 3

Pedro García Aguado, presentador de 'Hermano Mayor' durante sus primeras temporadas, ha desvelado cómo el programa "forzaba" los momentos de mayor tensión

· Dakota Tárraga, sobre 'Hermano Mayor': "Me dieron de consumir para ver cómo era mi actitud verdadera"

Casi cuatro años después de su última emisión, Hermano Mayor vuelve a estar de actualidad. El que fuera su presentador, Pedro García Aguado, ha criticado los procedimientos de este programa de Cuatro en el que, en teoría, se prestaba ayuda a jóvenes con adicciones y problemas de comportamiento.

En una entrevista concedida al programa de Naím Thomas en Twitch, García Aguado se ha referido a la manera en la que su programa conseguía las escenas de mayor tensión entre los jóvenes y sus familias, o los jóvenes y el propio presentador.

Es más, según García Aguado los responsables del programa sólo seleccionaban a aquellos adolescentes que se sabía que se enfrentarían a él: "Si no se iba a enfrentar a mí no querían el caso. Querían chicha", ha asegurado.

Hermano Mayor, emitido entre 2009 y 2017, fue uno de los espacios más exitosos de Cuatro, consiguiendo una audiencia media del 14.6% de cuota de pantalla en su primera temporada. Con el paso del tiempo, el programa "se fue desvirtuando". Según García Aguado, los chavales tenían esas conductas violentas puntualmente, pero el equipo del programa supuestamente forzaba la situación para que fuera constante durante las grabaciones.

"Eso lo hacen un día. Cuando les estás azuzando 24 horas porque necesitas contenido, al chaval lo tienes arriba todo el rato", ha reflexionado el presentador. "Ese chaval tiene problemas de los que no estáis hablando de momento. Le meto la fregona hasta la habitación porque sé que la fregona va a salir volando".

Con los primeros días de grabaciones se conseguían "20 minutos de tensión" para el programa: "Eran chavales sacados de quicio". Cuando García Aguado criticaba que se estuvieran "forzando" las situaciones que después se emitían, los responsables del programa negaban la mayor: "No, nosotros hemos apretado y este chaval ha saltado así".

Además, el presentador no podía hablar con los jóvenes fuera de cámara o transmitirles muestras de cariño que les ayudasen a mejorar su comportamiento porque aún quedaban grabaciones de tensión por delante. No podía mejorar el vínculo con ellos: "Es la tele, me decían. La cadena me pide 40 minutos de tensión". Y, en efecto, la audiencia caía en picado cuando los conflictos se resolvían y los chavales mejoraban su actitud.

"Tuve que pagar yo el ingreso de un chaval en un centro"

García Aguado ha recordado cómo se produjo uno de sus mayores enfados con los responsables del programa. Se produjo cuando se seleccionó a un joven enganchado a las drogas, así que él les puso condiciones para grabar: "Este es un programa de tele y tengo 10 días, ¿tú crees que yo, Pedro García Aguado, que trabaja en un centro terapéutico, va a decirle al espectador que en 52 minutos ha salvado de las drogas a un chico? Pongo mi cara y mi firma si este chico entra en un centro de drogodependencias al final del programa".

Según García Aguado, el programa aceptó este requisito pero no cumplió su palabra: "Tuve que pagar yo el ingreso de ese chaval en un centro. Le dije a la tía [a la que por entonces era directora del programa]: 'No he visto nunca un ser tan lamentable como tú'. Fue el tercer año de Hermano Mayor, y ese año dije: 'Me voy a laSexta'. Despidieron a la directora. Ese chico se escapó del centro y apuñaló a su abuela porque tenía dos bolsas de marihuana. Pero [la gente] no se va a acordar de la hija de puta de la directora, ni de Cuatro ni de su puta madre. Al que van a culpar es a Pedro García Aguado, y a mí se me caían los cojones al suelo cuando pasaban estas cosas. La cadena quitó el programa de antena, pero ya había hecho su dinero".

García Aguado responde a Dakota

Pedro García Aguado también se ha referido a las declaraciones de Dakota, una de las jóvenes que participó en Hermano Mayor y que después hizo carrera en otros realities de Mediaset. "Quiero decir, y que quede claro, que en Hermano Mayor los dos primeros días me pagaron la bebida. Consumo no quiere decir éxtasis y demás. Mi problema era el alcohol y me lo pagaron para ver mi actitud", afirmó en una entrevista reciente.

Sobre esta cuestión particular, el que fuera presentador del programa asegura que se puso en contacto con una de las directoras del programa para conocer su versión. "Una cosa es que te den, y otra es que te permitan hacerlo. Es cierto que posiblemente la productora pagó lo que se bebiese".

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba