Los jueces y compañeros le animaron

La prueba de 'MasterChef' que hizo llorar a Juana: "Es la primera vez en mi vida que me rindo"

Juana, en su peor prueba de 'Masterchef'
Juana, en su peor prueba de 'Masterchef'

La aspirante de 75 años no pudo contener las lágrimas al notar que no podía seguir con el ritmo exigido: "En mi vida me he rendido con todo lo que me ha pasado pero esto me ha superado"

MÁS | 'Masterchef 8' expulsó a Juana y puso nombre a sus seis semifinalistas 

"Atender a una comanda no es sencillo" empezaron advirtiendo Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nágera y así lo sufrieron los siete aspirantes, pero en especial, Juana. 

La veterana concursante de 75 años lo pasó realmente mal en la prueba de la nueva entrega de Masterchef 8, en la que fue perdiendo sus fuerzas, hasta que se vino abajo y se rindió. 

Los jueces y los compañeros le animaron hasta que resurgió y logró sacar el cocinado demandado, pero confesó que había sido "casi la peor vez que lo he pasado en mi vida". 

Pepe, a Juana: "No te quiero ver así porque me destrozas"

La compleja prueba consistió en trabajar a presión, haciendo varias elaboraciones sin descanso. Los tres jueces, acompañados por Florentino Fernández iban pidiendo tapas para picar a través de una tablet: desde hummus con crudités de verduras, hasta ceviche de lubina, taco al pastor o wok de ternera y verduras.

Para cada cocinado tenían pocos minutos para entrar al supermercado, elaborarlo y servirlo. Y si no habían acabado uno en tiempo, se les iban acumulando el resto de demandas. Eso fue lo que le ocurrió a Juana que no supo acelerar su ritmo y cada vez tenía más platos, ingredientes y elaboraciones en cola. 

Durante el proceso, la conserje iba lamentando que no podía más, que iba a parar, que no quería seguir y que había llegado a un momento en el que no sabía si cocinaba carne o pescado.  

Cuando los jueces le preguntaron por su estado, ella se derrumbó: "Como son cosas que no conozco, me acelero de una manera que no puedo" y no pudo reprimir las lágrimas. Secándose los ojos, confesaba: "Es la primera vez en mi vida que me rindo. En mi vida me he rendido con todo lo que me ha pasado pero esto me ha superado".

Pepe corrió a animarla: "Juana no te has rendido. No te quiero ver así porque me destrozas. Eres la mujer más dura que hemos tenido aquí", aseguró. Mientras los compañeros le animaban y coreaban su nombre.  

Finalmente, la mujer resurgió de las cenizas y pudo presentar lo que tenía pendiente, pero al reflexionar sobre lo ocurrido volvió a derrumbarse: "Ha sido casi la peor vez que lo he pasado en mi vida. Me estaba superando todo mucho". 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba