Capítulos más cinematográficos

Netflix retoma por sorpresa 'Black Mirror': tendrá sexta temporada tres años después de la última

La última temporada emitida de la distópica e impactante Black Mirror llego a Netflix en 2019, y después de tres años a la espera de si la antología continuaría sus historias de un futuro cercano, se estaría creando la sexta entrega.

'Resident Evil' lanza el "apoteósico" tráiler de su serie en Netflix

Saber más

Así lo han anunciado fuentes del proceso de producción, tal y como ha informado Variety. Sobre el momento de desarrollo de la serie, se conoce que el casting estaría ya en marcha.

Si bien los detalles sobre las específicas historias de momento no se han revelado, el medio estadounidense recoge que la sexta temporada tendrá más episodios que la quinta tanda, que constaba de solo tres entregas y fue protagonizada por Andrew Scott, Anthony Mackie, Yahya Abdul-Mateen II, Topher Grace y Miley Cyrus.

Una fuente cercana a la producción le habría comentado al medio que la próxima temporada tendrá un alcance aún más cinematográfico, y cada entrega se trataría como una película individual. Esto, por supuesto, está en línea de las últimas entregas de Black Mirror, en las que los episodios generalmente excedían los 60 minutos y tenían costes increíblemente altos.

Una nueva temporada con nueva productora

La nueva temporada de la serie ha tardado tanto en ponerse en marcha por un cambio de productora de sus creadores. De hecho, será la primera que surge desde que Charlie Brooker y Annabel Jones dejaron su productora House of Tomorrow, respaldada por Endemol Shine Group, en enero de 2020.

La pareja se instaló poco después en Broke and Bones, y Netflix invirtió rápidamente en la compañía a través de un gran acuerdo en el que adquiere partes del negocio durante un período de cinco años, por una suma que podría alcanzar los 100 millones de dólares.

Sin embargo, cuando Brooker y Jones abandonaron House of Tomorrow, los derechos de Black Mirror permanecieron en manos de la empresa matriz Endemol Shine Group, que finalmente fue adquirida por Banijay Group en el verano de 2020. Ese acuerdo impidió que Brooker y Jones produjeran más temporadas para Netflix hasta que se llegó a un acuerdo con Banijay.

Hasta ese momento a los fans les preocupaba que ese fuera el final de la ficción. El propio Brooker arrojó dudas sobre el futuro de la serie hace dos años, y le dijo a la revista Radio Times del Reino Unido en el punto álgido de la pandemia: “En este momento, no sé qué estómago habría para historias sobre sociedades que se desmoronan. Así que no estoy trabajando en ellas”.

“Tengo muchas ganas de volver a visitar mi conjunto de habilidades cómicas, así que he estado escribiendo guiones destinados a hacerme reír”, añadió. Finalmente se llegó a un acuerdo, y Banijay Rights, la rama de distribución de la compañía que posee tanto el formato como los derechos de lo grabado hasta ahora de Black Mirror, tiene la licencia de la serie.

El camino de su creador

Charlie Brooker ha mantenido un perfil relativamente bajo desde que se unió a Netflix. Es conocido por sus concisos formatos de la BBC Weekly Wipe y Screenwipe, pero tras Black Mirror creó por la misma línea Death to 2020, que atrajo a un grupo de famosos para agregar algo del poder de ser una celebridad y contar sus propios chistes.

Netflix siguió el año pasado con un especial Death to 2021. Entre ese período, también fue productor ejecutivo del especial Attack of the Hollywood Clichés!. Pese a otros pequeños formatos, Brooker sigue siendo sinónimo de Black Mirror.

La última temporada emitida de la distópica e impactante Black Mirror llego a Netflix en 2019, y después de tres años a la espera de si la antología continuaría sus historias de un futuro cercano, se estaría creando la sexta entrega.

'Resident Evil' lanza el "apoteósico" tráiler de su serie en Netflix

Saber más

Así lo han anunciado fuentes del proceso de producción, tal y como ha informado Variety. Sobre el momento de desarrollo de la serie, se conoce que el casting estaría ya en marcha.

Si bien los detalles sobre las específicas historias de momento no se han revelado, el medio estadounidense recoge que la sexta temporada tendrá más episodios que la quinta tanda, que constaba de solo tres entregas y fue protagonizada por Andrew Scott, Anthony Mackie, Yahya Abdul-Mateen II, Topher Grace y Miley Cyrus.

Una fuente cercana a la producción le habría comentado al medio que la próxima temporada tendrá un alcance aún más cinematográfico, y cada entrega se trataría como una película individual. Esto, por supuesto, está en línea de las últimas entregas de Black Mirror, en las que los episodios generalmente excedían los 60 minutos y tenían costes increíblemente altos.

Una nueva temporada con nueva productora

La nueva temporada de la serie ha tardado tanto en ponerse en marcha por un cambio de productora de sus creadores. De hecho, será la primera que surge desde que Charlie Brooker y Annabel Jones dejaron su productora House of Tomorrow, respaldada por Endemol Shine Group, en enero de 2020.

La pareja se instaló poco después en Broke and Bones, y Netflix invirtió rápidamente en la compañía a través de un gran acuerdo en el que adquiere partes del negocio durante un período de cinco años, por una suma que podría alcanzar los 100 millones de dólares.

Sin embargo, cuando Brooker y Jones abandonaron House of Tomorrow, los derechos de Black Mirror permanecieron en manos de la empresa matriz Endemol Shine Group, que finalmente fue adquirida por Banijay Group en el verano de 2020. Ese acuerdo impidió que Brooker y Jones produjeran más temporadas para Netflix hasta que se llegó a un acuerdo con Banijay.

Hasta ese momento a los fans les preocupaba que ese fuera el final de la ficción. El propio Brooker arrojó dudas sobre el futuro de la serie hace dos años, y le dijo a la revista Radio Times del Reino Unido en el punto álgido de la pandemia: “En este momento, no sé qué estómago habría para historias sobre sociedades que se desmoronan. Así que no estoy trabajando en ellas”.

“Tengo muchas ganas de volver a visitar mi conjunto de habilidades cómicas, así que he estado escribiendo guiones destinados a hacerme reír”, añadió. Finalmente se llegó a un acuerdo, y Banijay Rights, la rama de distribución de la compañía que posee tanto el formato como los derechos de lo grabado hasta ahora de Black Mirror, tiene la licencia de la serie.

El camino de su creador

Charlie Brooker ha mantenido un perfil relativamente bajo desde que se unió a Netflix. Es conocido por sus concisos formatos de la BBC Weekly Wipe y Screenwipe, pero tras Black Mirror creó por la misma línea Death to 2020, que atrajo a un grupo de famosos para agregar algo del poder de ser una celebridad y contar sus propios chistes.

Netflix siguió el año pasado con un especial Death to 2021. Entre ese período, también fue productor ejecutivo del especial Attack of the Hollywood Clichés!. Pese a otros pequeños formatos, Brooker sigue siendo sinónimo de Black Mirror.

La última temporada emitida de la distópica e impactante Black Mirror llego a Netflix en 2019, y después de tres años a la espera de si la antología continuaría sus historias de un futuro cercano, se estaría creando la sexta entrega.

'Resident Evil' lanza el "apoteósico" tráiler de su serie en Netflix

Saber más

Así lo han anunciado fuentes del proceso de producción, tal y como ha informado Variety. Sobre el momento de desarrollo de la serie, se conoce que el casting estaría ya en marcha.