Especial

Las otras Campanadas de Ana Obregón: así inventó antes que nadie el 'efecto Pedroche'

Las otras Campanadas de Ana Obregón

La Nochevieja 2020 en TVE va a hacer historia por varias razones. Serán unas Campanadas en solitario en la Puerta del Sol de Madrid, en las que TVE homenajeará a los fallecidos por el coronavirus retransmitiendo la actuación de Nacho Cano, y llenará de público virtual la mítica plaza capitalina.

Campanadas más allá de la Puerta del Sol: los presentadores que darán las uvas en las TV autonómicas

Campanadas más allá de la Puerta del Sol: los presentadores que darán las uvas en las TV autonómicas

Pero principalmente hará historia porque será la primera vez que dos mujeres sean las encargadas de retransmitir las Campanadas. Anne Igartiburu y Ana Obregón serán las maestras de ceremonias y, además, la presencia de la segunda siempre es sinónimo de una noche especial.

La bióloga, actriz y presentadora sorprendió a todos aceptando acompañar por quinta vez a los españoles durante las uvas, para despedir el que ha sido su año más duro por el fallecimiento de su hijo Aless Lequio. La presencia de Obregón, que desde la pérdida ha estado alejada de los medios, será la viva imagen de la fuerza para todos aquellos que también lo han pasado mal en este demoledor año.

Y si con todo ello aún le faltan motivos a alguien para convencerse de que la apuesta por "Anita la fantástica" es la más acertada para la cadena pública, a continuación repasamos las otras Campanadas en las que la televisiva se ocupó de que todos recordáramos aquella última noche:

Su debut ante más de 8 millones de espectadores (1994-1995)

La primera vez que Ana Obregón presentó las uvas fue en la Nochevieja de 1994-95 junto a Joaquín Prat (que fallecería de un infarto seis meses después). La actriz y presentadora se había convertido en uno de los rostros más famosos de la TV tras haber participado en series y programas como Anillos de oro, ¿Qué apostamos? y ser portada de la prensa rosa por su relación con Alessandro Lequio.

Tras retransmitir las uvas con un vestido de transparencias (20 años antes que Cristina Pedroche), se marchó en moto directa al plató para continuar con la gala de Año nuevo. La mediática pareja consiguió reunir a más de ocho millones de espectadores frente al televisor y marcar un 51.1% de cuota.

Antes del 'efecto Pedroche', existió el 'efecto Obregón' (1995-1996)

Parece que Cristina Pedroche haya inventado el "cliffhanger" de cada Nochevieja al aglutinar la expectación de la audiencia por su vestido, pero la realidad es que Ana Obregón ya lo hizo casi 20 años antes junto a Ramón García. Tras el éxito de las Campanadas anteriores, TVE volvió a contar con ella y su compañero en ¿Qué apostamos?.

Esa noche ambos creaban sus propias tradiciones: Ramón con su capa y Anita con un vestido malva de gran escote que desafiaba al frío y la lluvia de la Puerta del Sol que ellos mismos lamentaban.

Ana se despojó de vergüenzas y tradiciones (2004-2005)

Diez años tardó en regresar Ana Obregón a TVE para dar las Campanadas y lo hizo junto a Ramón García de nuevo para despedir 2004. Era justo en su exitosa época en la que protagonizaba Ana y los Siete y ella volvía a apostar por un vestido con escote, una estola de piel por encima, y un look muy Marilyn Monroe.

Con una década más de experiencia, Ana pasó de lo protocolario e hizo bromas con la "rima" del año y hasta acabó lanzando la capa de Ramón por el balcón, en uno de los momentos más recordados de Nochevieja, y dejando leer entre líneas la llegada de una nueva época.

En Antena 3, no pisó la Puerta del Sol (1999-2000)

La única vez que Ana Obregón aceptó presentar las Campanadas en otra cadena que no fuera TVE se convirtió en una noche algo extraña. Debía conducirlas para Antena 3 junto a Pedro Rollán, quien ya también tenía experiencia por haber hecho lo propio junto a Carmen Sevilla el año anterior.

Sin embargo, la Puerta del Sol se quedó sin rastro de Ana porque no acudió por "razones de seguridad" y presentó desde un plató.

Etiquetas
stats