Crónica de la tercera entrega

El dramón se apoderó de 'La isla de las tentaciones': una pareja rompió y otra abandonó el programa

Melyssa despidiéndose de Inma
Melyssa despidiéndose de Inma

La hoguera de las chicas provocó la desesperación de la mayoría de ellas que optaron por cortar su relación, saltarse las normas del programa o pedirle a su pareja marcharse de él. Mientras que los chicos, tras ver las imágenes, se quedaron tranquilos en su villa.

· 'La isla de las tentaciones 2' adelanta lo que todos esperábamos: las primeras infidelidades

ANÁLISIS | Sandra Barneda en 'La isla de las tentaciones 2': un inicio contenido para seguir la estela de Mónica Naranjo

La tercera entrega de La isla de las tentaciones emitió lo que faltaba de la hoguera de las chicas, tras dejar la emisión anterior en lo alto con la desesperación de Melyssa. También dejo ver la hoguera de los chicos, la de confrontación y las consecuencias de cada una de ellas. 

Mientras las imágenes que mostraron a las chicas provocó un dramón digno de telenovela, ellos estuvieron mucho más calmados y hasta se fueron contentos a casa. Sin saber que horas más tarde las vidas de dos de ellos darían un giro. 

La de Tom al ver llegar a Melyssa a la villa, insultándole por haberse dejado chupar el cuello por una soltera. Y la de Ángel por la petición de Inma de marcharse del programa. 

Melodie, sobre Cristian: "Doy por finalizada mi relación"

Tras ver cómo Melyssa huía despavorida, tanto Sandra como el resto de compañeras la fueron a buscar y volvió a ver las imágenes que aún quedaban de Tom. Mucho más calmada, le juró venganza pero ya tranquila desde su asiento.

Mayka fue la siguiente en ver cómo su chico y Dorothy tenían un acercamiento y le sirvió de excusa para tener más clara su felicidad junto a Óscar. Melodie alucinó al escuchar la frase de su novio de 9 años: "He venido para separarme no para reforzar nada", algo que la dejó con la boca abierta y sentenció: "Doy por finalizada mi relación, yo ya no tengo pareja aquí". 

Marta, lejos de venirse abajo al ver el flirteo de Lester con Andrea, dio "gracias a Dios" porque cambiara su cita con Elisa para irse con ella. Pero al seguir viendo su complicidad se derrumbó y confesó que habían decidido ir al programa "él me ha engañado mil veces", una razón algo extraña para ir a ponerse a prueba a un reality así, pero ella acabó concluyendo: "Me parece bien que se lo pase bien pero yo tb me lo voy a pasar bien". 

Para Inma, en cambio, el programa prefirió no ponerle imágenes por lo mal que lo estaba pasando: "Yo, la verdad, que me quiero ir, no estoy feliz aquí, me está costando mucho el separarme y me gustaría una hoguera de confrontación". Barneda aceptó la petición pero le advirtió de que si él no acudía, ella se tendría que ir sola. Algo que le pareció perfecto a la de Montequinto. 

La hoguera de los chicos sin miedo a nada

Cuando les llegó el turno a los chicos, todo fue mucho más calmado, aunque alguno vio cosas peores que ellas, pero el resto le animó a que no se lo tomara mal.

El primero en disfrutar de las imágenes fue Tom que vio a Melyssa llorando, destrozada y dijo: "Me siento mal por ella. Lo estoy pasando bien y ella llorando, me duele mucho". Un sentimiento que cambió al verla en la cita con David: "Ahora me siento mejor, más tranquilo al verla conectando como amistad"

A Cristian le entró el miedo cuando vio a Melodie en su cita con un soltero: "No quiero perderla porque lo tiene todo y nunca me ha perdonado mi infidelidad", aseguró. Lester vio flirtear a Marta flirtear con Kevin y Dani pero confesó que no sentía celos.  

El que más se asustó fue Pablo al comprobar la complicidad que había surgido entre Óscar y Mayka: "He flipado totalmente, no la reconozco. Estoy jodido por los celos de ella por un tio que no es nada de ella. He visto un cambio que... madre mia. Me preocupa que pueda llegar a gustarle, estoy viendo mucha conexión". 

Mientras que Ángel se lamentó porque Inma no estuviera disfrutando de la experiencia: "No me esperaba que estuviera así de mal. Me agobio de verla así, son los celos, eso se lo tiene que corregir. Ahora soy yo el que está como una mierda, de verla así". 

Inma y Ángel, la primera pareja en abandonar

Al día siguiente de las hogueras, Barneda apareció en la villa de los chicos para informarles de que una de sus parejas estaba sufriendo: "Una de vuestras chicas está al límite por lo que vio ayer", y les pidió que le dejaran a solas con Ángel. 

La presentadora le mostró las imágenes de Inma y le comunicó la petición de una hoguera de confrontación. Algo que él aceptó: "No lo entiendo, estoy alejado de todo el mundo" y no pudo reprimir las lágrimas cuando Sandra le abrazó. 

Por la noche, Inma llegó a la hoguera, se sentó frente a Sandra y Ángel también apareció. Ambos se fundieron en un abrazo lacrimógeno. "He intentado estar bien pero no he podido, te echo de menos y no podía hacer otra cosa", confesaba Inma sollozando. "Antes de entrar sabía que eras el hombre de mi vida pero aquí me he dado cuenta que quiero un hijo contigo y casarme. Te quiero a reventar, no te separes de mi", añadió la andaluza.

Y Ángel contestó: "Pues vamos a tener un hijo, vamos a casarnos y nos vamos a vivir juntos, ahora lo tengo más claro todavía". Finalmente, Barneda les preguntó si querían seguir con la experiencia o marcharse y optaron felices por la segunda opción. 

Melyssa, a la fuga en busca de Tom

Tras la hoguera, Melyssa no dejó de llorar en su habitación durante dos noches seguidas y finalmente decidió por su propia cuenta, saltarse las normas del programa y escaparse a la villa de los chicos. Las cámaras captaron cómo se marchaba de la casa y, minutos después, los compañeros empezaron a buscarla y llamarla. 

Ella apareció por sorpresa en la villa de los chicos gritando a Tom. Todos ellos alucinaron al verla aparecer y escuchar las barbaridades que tenía reservadas para su chico tras ver cómo Luzma le había lamido el cuello: "Eres un desgraciado, lo he visto todo que lo sepas. Nunca más me vas a ver en tu vida, he visto cómo te lamían el cuello".

Al escucharla, el resto de compañeros de Tom intentó explicarle que había sido un juego pero ella no razonó: "Eres un hijo de puta. Que no es un juego. Te vas a la mierda. Desgraciado. Te quería decir en tu puta cara que eres un desgraciado de mierda, he pasado 48 horas sin dormir. Esta es mi cara". Y se marchó. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba