Análisis de la polémica por su póster

Qué dijeron hace dos años los protagonistas de 'Patria' sobre un posible boicot y politización de la serie

El póster de 'Patria' usado para activar la polémica
El póster de 'Patria' usado para activar la polémica HBO España

Como en España llueve sobre mojado con cualquier obra que directa o tangencialmente se inmiscuya en el entorno de ETA, hace más de dos años durante el rodaje de la serie ya preguntamos a sus actores y responsables si temían una politización o posible boicot. Esto nos respondieron.

· EL CARTEL | 'Patria' lanza nuevo póster a menos de un mes de su estreno en HBO

· EL AUTOR | Fernando Aramburu critica su primer póster promocional: "Me parece un desacierto"

· ESPECIAL | El año en que la TV miró a ETA en busca de reflexión: de Sistiaga a 'Patria' y el 'Desafío' futuro

Ha tardado, pero la polémica en torno a la serie Patriaya está aquí. Tras tener que cancelar su estreno hasta en dos ocasiones, los críticos de la ficción de HBO basada en el best-seller homónimo de Fernando Aramburu han sido pacientes hasta días antes de su estreno el 27 de septiembre. Pero al final han cumplido lo que se esperaba, pidiendo el boicot de la plataforma y politizando la serie a través del hashtag #CancelaHBO.

El detonante ha sido el último póster promocional que este martes compartió HBO. Con el lema "Todos somos parte de esta historia", en él puede verse de un lado el terror de un asesinato de la banda terrorista en plena calle, y del otro una escena de ilegalidad policial en un aparente interrogatorio en el que un etarra aparece desnudo y protegiéndose agazapado en el suelo.

El póster de 'Patria' usado para activar la polémica
El póster de 'Patria' usado para activar la polémica HBO España

Fernando Aramburu critica el cartel, pero defiende la serie

Un cartel sobre el que acaba de opinar el autor de la obra, Fernando Aramburu, asegurando que "me parece un desacierto". El escritor contextualiza que este primer cartel "no es suficiente para formarse una impresión completa de la serie", y aunque explica que "incluye, como mi novela, un episodio de malos tratos en comisaría, cosa que solía ocurrir, si bien a espaldas de la ley; ley, que como se sabe, fue aplicada en ocasiones con resultados condenatorios"; se muestra en contra de la presentación:

"Atribuyo el cartel a una estrategia de márquetin que no comparto. Incumple una norma que yo me impuse cuando escribí mi libro: no perder de vista el dolor de las víctimas del terrorismo, tratarlas con la empatía y el cariño que merecen. La serie, en mi opinión, sí lo hace".

Aramburu, por lo tanto, critica el cartel. Pero defiende la serie, y lógicamente no llama al boicot contra ella ni contra HBO, asegurando que "la trama es en líneas generales próxima a lo que yo narré en mi novela, con una clara línea divisoria entre quien sufre y quien hace sufrir".

Vox y las redes sociales llaman directamente al boicot

Antes de la reacción del escritor, y de nuevo cuando se aproxima el estreno, para muchos este cartel ha sido la gota que ha colmado el vaso. No sabemos si tras haber leído o no el libro, pero 100% seguro sin todavía haber visto la serie, han iniciado una campaña a través de las redes sociales para denunciar la obra, pidiendo el boicot tanto de la ficción como de HBO.

No han sido sólo usuarios anónimos. La crítica desde el primer momento ha sido alentada por la ultraderecha, y concretamente por Vox, que ha utilizado sus cuentas oficiales para asegurar que "este cartel miserable es el triunfo del discurso de Podemos, Zapatero y Otegui", ya que según su ideología "cuando algunos dirigentes políticos dicen que la batalla cultural no importa, siempre ganan los malos".

Un mensaje que ha sido escrito a través de la cuenta oficial de la representación de VOX en el Parlamento Europeo, pero retuiteada también por la cuenta oficial del partido en Twitter, así como por las cuentas de otros miembros de ese grupo político como el eurodiputado Hermann Tertsch.

La reacción de sus seguidores ha sido la esperada tras recibir "luz verde" a que se desate la polémica contra la serie: desde este martes han llovido los ataques a Patria y a HBO, y se han organizado y ganado visibilidad gracias a ese hashtag que aún corona este miércoles las redes sociales.

Esto dijeron sus protagonistas al respecto hace dos años

En España, a este respecto, llueve sobre mojado. Con un modus operandi similar se intentó boicotear el lanzamiento de La casa de papel en Antena 3 por una de sus actrices, de la comedia Fe de etarras en Netflix por estar protagonizada por miembros de la banda, o de la película El guardián invisible también por unas declaraciones de una de sus actrices. Y son sólo tres ejemplos de una lista más amplia en las que la petición de boicot se emplea como instrumento político. (Por cierto, los tres ejemplos acabaron siendo éxitos).

Precisamente por ese bagaje, cuando en abril de 2019 HBO organizó un viaje de prensa a San Sebastián para ver el rodaje de Patria y poder hablar con sus protagonistas y responsables, era conveniente preguntarles por adelantado sobre si temían lo que ahora está ocurriendo: que se pidiese el boicot y se politizase la obra. Anticipándonos, simplemente, a la táctica habitual contra producciones que directa o tangencialmente se inmiscuyan en la historia de ETA y España.

Y todos ellos nos hablaron, con una esperanza de normalización que, a la vista de los últimos acontecimientos, no se ha cumplido. Al preguntar a Aitor Gabilondo, productor y escritor de la adaptación televisiva, sobre si temía una politización, nos explicó: "Estamos haciendo una serie de televisión. Obviamente sé la dimensión sociopolítica que tiene este proyecto, pero a mí lo que me interesa contar es lo que estoy contando. Mi lectura de Patria será esta serie. Que otros tengan otras consideraciones y las utilicen, será asunto suyo".

"Mi lectura de Patria será esta serie. Que otros tengan otras consideraciones y las utilicen, será asunto suyo"

Gabilondo también reconoció que, a la hora de hablar de Patria con la prensa, tenía más cuidado de lo habitual: "Soy cuidadoso. No porque quiera ser políticamente correcto, no tengo que serlo en absoluto, yo cuento historias. Soy meticuloso a la hora de narrar lo que quiero contar. Esta es una historia de personas que no comentan su propia vida, la viven, y nosotros la mostramos".

Aquel día repetimos la misma pregunta sobre si temía a un boicot por razones políticas a Félix Viscarret, el director de la serie. Y fue claro en su respuesta: "Soy plenamente consciente de las implicaciones que se le pueden dar a este proyecto en este momento, pero también hay que tener en cuenta que soy un director con una jornada de 14 horas y cinco secuencias por sacar adelante, y es por lo que al final valoraré si he hecho bien o mal mi trabajo. Es un tema serio que merece la pena tratarlo con el cariño y la atención debida, pero mi labor es otra".

También trasladamos la misma hipótesis al actor Iñigo Aranbarri (Xabier en Patria) y a la actriz Susana Abaitua (Nerea en la serie). Ella reconoció que "puede pasar de todo", aunque deseó que "ojalá que no", mientras él se mostró positivo al opinar que "yo creo que no va a ocurrir", explicando a continuación: "Estamos haciendo una ficción, eso que quede claro. No es lo mismo hablar de 'La casa de papel' o de 'Patria'. La primera es una ficción pura. Esto es diferente, es algo más sensible. Al tener claro que es una ficción, la gente no se va a meter en embrollos. Estamos contando una historia. Yo creo que los políticos, que tienen dos dedos de frente, no van a entrar en esos juegos".

"Yo creo que los políticos, que tienen dos dedos de frente, no van a entrar en esos juegos"

A ambos les recordamos casos similares en los que se había llamado al boicot. Y nos reconocieron que afrontaban las entrevistas con especial cuidado. Así se desarrolló el final de esa conversación:

Iñigo Aranbarri: No es un reparo especial, pero sí que tienes en cuenta otras cosas que han pasado.

Susana Abaitua: Sí que hay un punto en el que hay que tener una parte de cuidado, siendo a fiel a ti mismo, eso quizá sea lo más importante. No vas a cambiar lo que piensas, pero no estás tomándote una caña con un colega. En cualquier entrevista, no solo con 'Patria', tengo mucho cuidado, y mira que yo soy la reina de meter la pata. 

Iñigo Aranbarri: Y va a tener repercusión, eso se va a leer. 

Susana Abaitua: La cagada es nuestra cuando decimos cagadas, que eso pasa. Pero un poco sí que eres consciente de que estás haciendo Patria. Se ha hablado y nos han dado una libertad absoluta. 

Iñigo Aranbarri: Con los linchamientos que ha habido empatizas y eres consciente de todo ello. Nosotros al final estamos haciendo nuestro trabajo, con el mayor y respeto posible. 

"Con los linchamientos que ha habido empatizas y eres consciente de todo ello"

Al sacar este mismo tema con sus compañeros de serie Eneko Sagardoy (Gorka), Mikel Laskurain (Joxian), Jon Olivares (José Mari) y Loreto Mauleón (Arantxa), el silencio incómodo se adueñó momentáneamente de la pequeña habitación en la que concedían su entrevista. Tanto Sagardoy como Mauleón tomaron la palabra para reclamar que su trabajo era interpretar, y no valorar la obra ni su posible politización: "Que la gente decida dónde se coloca frente a la ficción, frente a la historia que cuenta. A algunos les servirá, a otros no, pero es algo lógico porque tú la cámara la pones en un sitio concreto, y en este caso la pondremos en un sitio que, desde dentro, a mí por lo menos no se me hace tan fácil de ver", explicó el actor.

Hubo más dudas al preguntarles si creían que iba a alentarse un boicot contra ella. Todos se callaron, y sólo sus risas nerviosas rompieron el momento. Laskurain, con un tono bajo y de lamento, sí se atrevió a deslizar: "Tal y como están los tiempos...".

Para intentar comprender ese miedo de los actores, les preguntamos entonces si cuando ese día les dijeron que en vez de rodar toda la mañana iban a atender a la prensa les causó nerviosismo. Fue entonces cuando Eneko Sagardoy profundizó más: "Se nota que es un tema complicado, y que hay mucho dolor. Evidentemente, y tal y como están estos tiempos con la libertad de expresión, quieres acertar. Pero es que a veces no hay tampoco en qué acertar. Por eso creo que cuanto más nos limitemos a hacer nuestro trabajo mejor, y eso no significa que tengamos un discurso cada uno luego".

"Tal y como están estos tiempos con la libertad de expresión, quieres acertar. Pero es que a veces no hay tampoco en qué acertar"

El "efecto Streisand" y apoyo de Borja Cobeaga

Más de dos años después de esas charlas, y como siempre cuando el estreno de la obra está próximo, la maquinaria se ha puesto en marcha para llamar al boicot contra Patria y HBO, en una crítica alentada directamente por Vox y no cumpliendo el deseo de su actor Iñigo Aranbarri, que como acabamos de recoger nos dijo que "yo creo que los políticos, que tienen dos dedos de frente, no van a entrar en esos juegos".

Este intento de campaña, como ya ha pasado otras veces, lo que puede causar es un "efecto Streisand": que el ruido favorezca a la promoción de la serie, y si ya de por sí Patria es esperada y se asienta en el gran éxito del libro, aún más gente quiera asomarse a ella y se amplíe su éxito.

Alguien autorizado para hablar de estos intentos de boicots, y de lo que suponen para una ficción que está cerca de lanzarse, es Borja Cobeaga. El director del espacio satírico Vaya semanita en ETB, jugó con los tópicos vascos en la comedia Ocho apellidos vascos, y sufrió intentos de boicot en Fe de etarras y también en Negociador.

A ese respecto, ha apoyado a la serie Patria recordando lo que sobre la novela dijo Mariano Rajoy, expresidente del Gobierno y también antiguo Ministro del Interior:

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba